Limitarán paso de transporte pesado en puente Belice

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Como parte de las acciones de la Mesa de Seguimiento que busca solución al problema, la Procuraduría de los Derechos Humanos convocó a varios

sectores para determinar las medidas que deben implementarse para evitar el colapso de la estructura.

El representante de la Dirección General de Caminos (DGM), Carlos Martínez, informó que se ha considerado establecer algunos límites al tránsito de vehículos pesados, ya que estos son los que “fatigan” la estructura.

El profesional indicó que antes de tomar una medida como esa se hizo el conteo de vehículos que pasan sobre el puente y el peso de estos.

“Tenemos una báscula en el kilómetro 15.5 de la ruta al Atlántico y pudimos establecer que los vehículos, en un porcentaje elevado, sobrepasan la carga autorizada. Es una tarea que hemos realizado en conjunto y apoyo de Provial (Unidad de Protección vial) y Emetra (Entidad Metropolitana Reguladora de Transporte y Tránsito), y esto nos ha permitido llegar a la conclusión de limitar ciertos movimientos sobre el puente”, señaló.


Estudio

Martínez comentó que estudiarán con Emetra las salidas y desviaciones necesarias y cómo normar el paso del transporte pesado sobre el puente.

“El problema es cuando las cargas se aglomeran y pasan simultáneamente sobre el puente, y otra de las posibilidades es establecer un horario”, enfatizó.

Amílcar Montejo, intendente de la Policía Municipal de Tránsito de la capital, afirmó que han impuesto multas a vehículos del transporte pesado, debido a que van sobrecargados, lo que viola el normativo del control de pesos y dimensiones del Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda (CIV).

Montejo agregó que la Dirección de Obras de la comuna capitalina es la encargada de encontrar una vía alterna por la cual se pueda desviar el transporte pesado.


Familias del puente

Martínez explicó que por ahora no ha conversado con las familias que viven abajo del puente, pero considera que en algún momento será necesario reunirse con ellas, para hacerles ver los peligros que conlleva su permanencia en ese lugar.

El experto aseguró que un estudio de vibraciones del puente podría determinar en que condiciones se encuentran las mil 400 piezas de la superestructura, para evaluar cuáles están en mal estado y cuáles se pueden reforzar o sustituir.